Cómo afecta la cosmética convencional al medio ambiente: Todo lo que debes saber

Cómo afecta la cosmética convencional al medio ambiente: Todo lo que debes saber

Cómo afecta la cosmética convencional al medio ambiente: Todo lo que debes saber



La cosmética convencional se posiciona como uno de los problemas ecológicos más relevantes hoy en día.

Este tipo de cosmética en particular, se caracteriza por la utilización de productos químicos en su elaboración. Entre los cuales se pueden encontrar sustancias que afectan diversos aspectos medioambientales, como el ambiente de los animales, la vegetación e incluso la atmósfera. Aunque, la gama de cosmética convencional tiene un amplio reconocimiento en la sociedad, son cada vez son más las personas que se inclinan por las alternativas naturales.

Esto último, gracias a que los productos de cosmética natural  y ecológica no solo contribuyen a respetar y proteger el medio ambiente. Sino que, además contribuye en el cuidado de la piel.

Desde SoyGreen queremos contarte 8 razones por las que la cosmética convencional se considera altamente contaminante para el planeta.



1.      Producción de la materia prima

Una de las principales razones por la que la cosmética convencional es contaminante, es por la materia prima en su producción. Para la elaboración de diversos cosméticos se utilizan componentes derivados de la industria petroquímica. Es por ello que es necesario extraer y refinar el petróleo. Labor que genera un gran número de  emisiones atmosféricas cargadas de dióxido de carbono, metano y óxidos de nitrógeno.



2.      Conservantes en la cosmética convencional: Los parabenos

Los parabenos son uno de los tipos de conservantes más utilizados en la industria de la cosmética convencional, debido a su propiedad antimicrobiana. Estos pueden ser producidos de forma natural. Sin embargo, los que se utilizan en el mercado actual se producen de manera sintética.

Estos elementos han llegado a ser detectados en el agua, el suelo y el aire. Siendo contaminantes principalmente de ríos y concentraciones de agua donde habitan animales.



3.    Las fragancias sintéticas

En la cosmética orgánica, una de las formas de conseguir un aroma agradable en los productos es a través de la utilización de productos vegetales o frutales de origen natural. En la industria convencional esto no es una opción debido a los potentes químicos que se emplean en la elaboración del producto. Por lo que, recurren a fragancias sintéticas, que desprenden compuestos implicados en la formación del ozono malo, contaminando la atmósfera terrestre.



4.     Filtros UV

Los filtros UV son una sustancia utilizada en la cosmética para absorber y reflejar la radiación ultravioleta. Son utilizados frecuentemente para la elaboración de protectores o bloqueadores solares. Por tanto, estos llegan hasta los medios acuáticos durante el baño humano en mares, lagos y ríos. Su efecto sobre este medio ha causado el blanqueamiento de los corales marinos. Al igual que afecta el metabolismo y capacidad reproductiva de los seres de este ecosistema.



5.      Residuos del producto por consumo

Una de las principales vías de contaminación de la industria convencional cosmética es a través de los desagües domésticos y hospitalarios. Cuando las personas hacen uso de productos tales como champús, cremas o exfoliantes, los componentes de estos elementos viajan por el desagüe hasta los diferentes hábitats animales y zonas vegetativas, afectando su salud y fertilidad.

6.      Baja biodegradabilidad de sus residuos

Estos residuos mencionados anteriormente poseen un bajo nivel de biodegradabilidad, principalmente a causa de los polímeros plásticos de su fórmula. Estos últimos son agregados para regular la viscosidad o estabilizar su temperatura, generando alta contaminación en los océanos.

7.      Huella de carbono

Después de la extracción de la materia prima en la cosmética, el petróleo es trasladado a las fábricas de cosméticos. Seguido de su fabricación, el producto es llevado nuevamente a los distribuidores. Por lo cual, la huella de carbono a causa del extenso transporte del cosmético, es otro de los factores contaminantes de la industria convencional.



8.     Envases y envoltorios

En las industrias de la actualidad, uno de los materiales más utilizados para los envasados es el plástico, y la industria de la cosmética convencional no es una excepción. Este es un material económico que en promedio tarda de 100 a 1000 años en desaparecer del planeta.



La cosmética orgánica: Una alternativa para disminuir la contaminación.

La cosmética orgánica y natural se presenta como una solución efectiva y viable para disminuir la contaminación. Los productos de esta industria son fabricados a partir de ingredientes 100% naturales. Por lo cual, no contaminan el medioambiente.    Es decir, no incluyen productos transgénicos en su fórmula y disminuyen o eliminan los aditivos químicos en sus productos. Esto disminuye significativamente la contaminación ambiental a gran escala. Ayudando al cuidado de los recursos naturales.

Los productos de la cosmética orgánica no solo contribuyen para la conservación del medio ambiente. Sino que proporcionan diversos beneficios para la salud de las personas. En resumen, la cosmética convencional es altamente contaminante para nuestro planeta. Llegando a causar grandes impactos para la vida de numerosos organismos animales y vegetales.

Por todo lo mencionado, nuestra principal recomendación es elegir productos orientados a la cosmética ecológica y natural. Te sugerimos seleccionar marcas certificadas, que cuenten con la garantía ecológica correspondiente. Además, es recomendable elegir tiendas especializadas, donde además encontrarás expertos que puedan orientarte. De esta manera tendrás los productos e información necesaria para cuidar tu piel con lo mejor de la cosmética orgánica.